Saltar al contenido

Recuperar cuenta

Con mucha seguridad podemos decir que uno de los problemas más frecuentes entre los usuarios de la mayoría de los servicios internet es la imposibilidad de acceder a sus cuentas a causa de la pérdida de los datos de acceso, como pueden ser la dirección de correo electrónico, el nombre de usuario o en el más común de los casos, de la contraseña o clave de acceso. Afortunadamente, la mayoría de los servicios tienen establecido un mecanismo de recuperación de cuentas.
¿Qué puedes hacer para no perder el acceso a tu cuenta?
Para no pasar por esta situación, lo recomendable es tomar medidas a la hora de crear una cuenta de modo a que, en el caso de pérdida de datos de acceso, puedas recuperarla fácilmente sin mayores inconvenientes. Algunas de ellas son:

Establece una contraseña segura pero fácil de recordar: como la pérdida de la contraseña constituye la causa principal de pérdida de acceso, elige una contraseña que puedas recordar pero que sea difícil de adivinar para otros usuarios. Puedes incluir, por ejemplo, el nombre de tu mascota con alternancia entre mayúsculas y minúsculas, combinando al mismo tiempo números y símbolos.
Utiliza un gestor de contraseñas: es muy recomendable utilizar un servicio que gestione tus contraseñas, de esta manera solamente tendrás que memorizar una “contraseña maestra” y el servicio guardará la contraseña de todos los servicios en los que te encuentres registrado. Uno de los gestores más conocidos es LastPass, el cual tiene aplicaciones para smartphones, complementos para el navegador y versión web para acceder a las contraseñas.
No compartas tu información de acceso: otra de las causas frecuentes de pérdida de cuentas es compartir los datos de acceso. Al compartir tu contraseña con otras personas, éstas podrán cambiarla para que tu ya no puedas acceder a tu cuenta; esto es un problema muy frecuente en servicios como Spotify o Netflix.
Configura información de recuperación: la mayoría de los servicios permiten asignar información que te permitirá recuperar tu cuenta si pierdes acceso a ella. Tan solo necesitas acceder a la configuración de tu cuenta para asignar un correo electrónico secundario, un número telefónico (cuya propiedad deberás verificar con un SMS), preguntas de seguridad o incluso podrás asignar contactos de confianza, como el caso de Facebook.
Asegúrate de tener siempre acceso a tu correo electrónico o número de teléfono: si has utilizado tu correo electrónico o tu número telefónico para registrarte en algún servicio, asegúrate de tener siempre acceso al mismo, ya que los mismos constituyen las formas principales para recuperar una cuenta perdida.

Estos son solo algunos de los consejos para evitar la pérdida de una cuenta. Sin embargo, lo que nunca falla es mantener actualizada la contraseña para refrescar la memoria de vez en cuando ;)
Hackeo de cuentas
Un caso extremo de pérdida de cuentas en internet es el hackeo o vulneración de la misma. Esto puede tener muchas causas, entre las que se encuentran los software maliciosos instalados en el ordenador o en el móvil, haber iniciado sesión en un sitio muy parecido al original (phishing) o bien, baja seguridad de la contraseña o bien, haber compartido los datos de acceso a la cuenta en lugares públicos o con personas desconocidas.

Para evitar que tu cuenta caiga en manos de personas malintencionadas, debes tomar algunas precauciones con tu cuenta:

Mantén tu contraseña segura y actualizada.
Instala algún antivirus o antimalware en tu ordenador o smartphone.
Revisa la dirección de los sitios web en el navegador antes de introducir tus datos personales. Revisa que sea el dominio original (por ejemplo, www.facebook.com y no 1www-facebook.com) del servicio.
Desmarca la casilla “Recordar mis datos personales” o “Recordar contraseña” a la hora de iniciar sesión en dispositivos que no te pertenezcan, como por ejemplo ordenadores de bibliotecas públicas.
No compartas con nadie tu información de acceso.
Mantén los datos de recuperación actualizados.
Verifica la base de datos de haveibeenpwned.com para comprobar si no te encuentras en alguna lista de contraseñas vulneradas por hackers.

Si tu cuenta ha sido comprometida, debes tratar de recuperarla siguiendo la guía correspondiente a cada servicio; pero si el atacante ha cambiado inclusive los datos de recuperación, lo único que queda es contactarse con el soporte técnico del servicio en cuestión; sin embargo, cada caso puede ser diferente.